Domingo 23 Junio 2019 Ya estamos en VIVO desde el Tabernáculo de Alabanza y Restauración La Senda A

Senda.FM

Senda.FM

Un Nuevo Sonido que Levanta y Restaura.

Domingo 23 Junio 2019

Ya estamos en VIVO desde el Tabernáculo de Alabanza y Restauración La Senda Antigua con el Culto Impactando Naciones con la Apóstol Wanda Rolón.

Venciendo la Pereza
Proverbios [24:30]

Dios puede tener buenos deseos contigo pero si tú no haces tu parte, nada va a pasar.

Hay que soltar la pereza. El hombre al que se refiere este verso no fue siempre perezoso. Tenía un campo. La pereza y la falta de entendimiento van de la mano. Habían crecido los espinos y las ortigas y la verja estaba destruida. Debemos aprender de las experiencias de otros.

Pasó algo con el hombre de este campo. Quizás la comodidad de alcanzar lo anhelado lo hizo un descuidado. Hay que mantener y cuidar nuestra vida espiritual.

Dios tiene un compromiso contigo si tú tienes un compromiso con el. Los frutos se ven. Podemos disimular pero no siempre. Damos a luz lo que somos. Una viña es un lugar de frutos pero este hombre la descuidó.

Esa misma pereza se ha metido en la gente hoy. El que descuida lo que Dios le ha dado, su familia, su vida, su trabajo, etc., eventualmente tiene pérdidas. Dios no nos ha llamado a tener pérdidas sino a ser una bendición para bendecir.

El descuido provocó que el muro que cubría la viña estuviera destruida. La pereza es falta de deseo de trabajar, debilidad, lentitud, flojera, falta de motivación, negligencia, falta de deseo o disposición, etc. Antes hacían y ahora no. Es inactividad, vagancia, apatía, abandono.

Hay ocasiones donde nos levantamos sin deseos de hacer algo pero en nuestra lengua está la vida y el poder, debemos declarar. Si tú te detienes todo alrededor de ti se detiene.

En Proverbios 6:6 el Proverbista nos envía a ver las hormigas. Habla sobre el perezoso. En el verso 11 dice que así vendrá la necesidad como caminante. La pereza hace que se pierda todo a nuestro alrededor. Nuestra primera empresa es Nuestra familia.

Lo opuesto a la pereza es diligencia. Es acción. Hay que aplicar lo que se aprende. En Proverbios [19:15] dice que la pereza hace caer en profundo sueño, hasta padecer hambre. En Eclesiastés [10:18] dice que la pereza hace que se te caiga el techo encima. Hay que mantener la lámpara encendida. En Proverbios 13:4 dice que el alma del perezoso desea y nada alcanza. No te puedes quedar de brazos cruzados esperando que las cosas lleguen, hay que buscarlas. Solo el alma del diligente es prosperada.

Todo esto requiere de nosotros una acción. El hijo pródigo se hizo pródigo por su propio pensamiento pero en el corazón de su padre no lo era. Tenía casa, tenía padre, tenía herencia pero el no se veía como tal. No sigas pródigo, levántate y resplandece.

Hay demasiados hermanos en la fe que actúan como pródigos. Hay cosas que requieren ser diligentes (Romanos [12:11]). Se vence la pereza, siendo diligentes, fervientes en el Espíritu y sirviendo al Señor. En Hebreos [6:12] dice que el ser diligente trae bendición. En Efesios [5:15] dice que debemos mirar como andamos. Debemos ser sabios no necios.

En 2 Timoteo [2:15] dice que debemos procurar con diligencia presentarnos a Dios aprobados. Los diligentes están llamados a crecer y señorear. Dios no te llamó a tener pérdidas. El que oye la palabra es un hombre prudente y su casa permanece en pie.

En Lucas 15:8 habla de una mujer que tiene diez dracmas y pierde una. Dice que ella con diligencia barre hasta encontrarla. Encender la luz es retomar tu relación con Dios. Hay quienes sueltan por pereza sus responsabilidades y pierden. Es hora de sumar. Dios tiene tanto para ti. Es hora de compartir tu testimonio con alguien.

Si en lo poco eres fiel en lo mucho Dios te pone. La mujer encendió la lámpara y buscó la escoba y lo hizo con diligencia. No puedes ser negligente como las cinco vírgenes fatuas que sólo llevaron aceite en la lámpara pero no tenían adicional.

Hay que recuperar lo que se ha perdido. Vivimos un tiempo donde el mundo, que es un sistema, está adorando y levantando emblemas pero no a Dios. Debemos ser una iglesia diligente

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Escuchar

Podcast Relacionados

CULTOS DE ORACIÓN | Apóstol Wanda Rolón

0.75x 1x 1.25x 1.5x 2x 0:0001:29:50 CULTOS DE ORACIÓN | Apóstol Wanda Rolón Apple PodcastsGoogle PodcastsPlayer EmbedShare Leave a ReviewListen in a New WindowDownloadSoundCloudStitcherSubscribe on

Conversando con Wanda Rolon

0.75x 1x 1.25x 1.5x 2x 0:0000:55:06 Conversando con Wanda Rolon Apple PodcastsGoogle PodcastsPlayer EmbedShare Leave a ReviewListen in a New WindowDownloadSoundCloudStitcherSubscribe on AndroidSubscribe via RSSSpotify

Impactando las Naciones P. Edgardo Figueroa

0.75x 1x 1.25x 1.5x 2x 0:0001:30:13 Impactando las Naciones P. Edgardo Figueroa Apple PodcastsGoogle PodcastsPlayer EmbedShare Leave a ReviewListen in a New WindowDownloadSoundCloudStitcherSubscribe on AndroidSubscribe

CULTOS DE ORACIÓN | Apóstol Wanda Rolón

0.75x 1x 1.25x 1.5x 2x 0:0001:32:23 CULTOS DE ORACIÓN | Apóstol Wanda Rolón Apple PodcastsGoogle PodcastsPlayer EmbedShare Leave a ReviewListen in a New WindowDownloadSoundCloudStitcherSubscribe on